PRIMAVERA 2019

Me gusta pensar que Ca l’Antiga, por su situación, es parte del paisaje, un paisaje tranquilo y ambiguo que duda entre ser pueblo o ser sierra. Esta ambigüedad no es ajena a la actividad humana y es patente el desorden de las muchas intervenciones que lo modifican y lo convierten en un paisaje con muros, puertas, señales, indicaciones…, que se incrustan en el paisaje natural, natural y prohibido o vetado en un intento de superar las alteraciones, las huellas evidentes y también las desconocidas.

El paisaje que nos rodea no es libre ni intrínsecamente ‘natural’ sino que es una combinación de paisajes prohibidos porque no son el que fueron o tendrían que ser si no el que nosotros hacemos que sean. Ponemos umbrales, trampas, espantapájaros, mensajes grabados o escritos…, y a la vez creamos unos nuevos paisajes efímeros o irremediables que, finalmente, nos representan. Por su parte la naturaleza, los paisajes, quieren salir de las jaulas en que los ponemos y ultrapasar los impedimentos que al salir encuentran.

No es la primera vez que Ca l’Antiga presenta exposiciones de paisaje, ya la precedieron la de Pierre Radisic con paisajes de las playas del Maresme y la de José Antonio Sancho con fotografías de la Cordillera Litoral.

Rosa Puig es una fotógrafa consolidada que ha retratado los ambientes urbanos y sus personajes. También ha trabajado y publicado una cronología histórica de los grafitis de Barcelona. Pero esta vertiente urbana no ha impedido que el paisaje rural, el bosque y todo el que nos pueden inspirar cuando intentamos vivirlos la haya motivado a fotografiarlos y hacer aparecer visiones insurrectas, inspiradoras y repentinas por encima de las prohibiciones y las barreras. Todas las interferencias que causamos en el paisaje son susceptibles de engendrar nuevos paisajes domesticados o ariscos.

En la serie de fotografías que presenta a Ca l’Antiga, los espantapájaros son unas señales de prohibir dirigidas a los pájaros aunque solo los asustan y son, al fin, efímeros e inofensivos pero crean un paisaje particular, pobre porque hechos con materiales de desecho, pero de una sensibilidad y belleza casi universal.

Ellos son una parte del relato paisajístico de las fotografías que veremos a la exposición ‘Paisajes prohibidos’ de la Rosa Puig: despistar, tapar, prohibir…

En cambio, la exposición “Olor és color”, la propuesta de Ca l’Antiga para el final de la primavera, sigue un camino opuesto: fomentar, excitar nuestros sentidos sin limitaciones. El entorno que nos propone su creador, NASEVO, es visual y le da relevancia al color pero al mismo tiempo a un elemento de nuestro entorno muy desconocido, el del olor.

NASEVO, nombre artístico de Ernesto Ventós Omedes, es, por su oficio, un reconocido y prestigioso creador de esencias y, por pasión, un coleccionista muy particular: sordo desde la infancia, en vez de mirar las obras de arte, los huele.

NASEVO es un acérrimo defensor del olfato como sentido insoslayable para conocer nuestro entorno natural y personal que merece y precisa ser mostrado y domesticado.

“Olor és color”, o la experiencia de un gran amador del olfato, es un elemento fundamental del programa del III Maridatge dels Sentits: perfum, flors i gastronomia de Teià.


Mariàngels Pérez Latorre
Presidenta de Ca l’Antiga


EXPOSICIONES

ROSA PUIG

Exposición de fotografías “Paisatges prohibits”

La historia detrás de la serie de los espantapájaros. “Rosa Puig : Fué un encuentro casual, estábamos pasando por unos pueblitos de León cuando a lo lejos vimos todo un mundo de color, que destacaba en el paisaje verde y a la vez árido. Nos acercamos y nos encontramos inmersos en un viaje soñado, un entorno que parecía ficción, un oasis en unas viñas, en las que habitaban estos insólitos personajes, unos sublimes espantapájaros vestidos con curiosos ropajes que se movían al ritmo del viento y a la vez musicaban con los artilugios que llevaban en sus insinuantes manos, verdaderamente parecían personajes a los que sólo les faltaba cantar.
Me entusiasme haciendo fotos. Nos gustó tanto que al día siguiente volvimos con la cámara de vídeo, con la intención de poder conocer a su autor y sacar unas imágenes para conservar este pequeño mundo tan entrañable, tuvimos suerte y nos encontramos con Fructuoso, un señor de 82 años, increíble, un artista sin él saberlo.
Todo este trabajo está dedicado a Fructuoso Fernández, padre de diez hijos, agricultor y autor de los personajes”.

Del 22 de marzo al 22 de abril de 2019 en la sala de exposiciones de Ca l’Antiga
Horarios de visita: viernes y sábados de 17:00 a 20:00 y domingos de 11:00 a 14:00

Nasevo "Olor és color"

NASEVO

Exposición “Olor és color”

NASEVO es un artista reconocido; comenzó el año 2002 y actualmente tiene una obra absolutamente dedicada a la nariz y al color en un recorrido sin límites por todos los objetos cotidianos, estrambóticos, reales o imaginarios.
Las obras que se exhiben en Ca l’Antiga no pretender ser una cronología precisa del artista NASEVO, es un recorrido por los diferentes parámetres que articulan sus obras u objectos lingüísticos en los que juega con un arquetipo, la nariz, y con la semántica del olor-color para crear objetos multiformes con referencias estilíticas innumerables.

Del 1 de mayo al 9 de junio de 2019 en la sala de exposiciones de Ca l’Antiga
Horarios de visita: sábados de 12:00 a 19:00 y domingos de 11:00 a 14:00


ACTIVIDADES

DEL 22 DE MARZO AL 9 DE JUNIO DE 2019

Viernes 22 de marzo de 2019,
18:00

INAUGURACIÓN

Exposición “Paisatges prohibits”
Con obras de Rosa Puig.

Miércoles 1 de mayo de 2019,
18:30

INAUGURACIÓN

Exposición “Olor és color”
Con obras de Nasevo.

Plazas limitadas. Se ruega confirmación a: inscripcions@calantiga.org

Start typing and press Enter to search